Assalamu Alaikum wa Rahmatullahi

La Pastila es uno de los grandes clásicos de la cocina marroquí. Un plato muy elaborado que se reserva para las grandes ocasiones como bodas, pedidas de mano, visitas importantes y otras celebraciones.

La tradición marroquí es cocinar una gran pastila de unos 45 centímetros y compartirla en el centro de la mesa con nuestros comensales, pero como doblar una pastila tan grande es un poquito complicado, os propongo empezar con unas pastilas individuales.

Existen varios rellenos para las pastilas. El relleno tradicional es el de pollo, pero también se puede hacer de marisco, con un resultado espectacular. Insh’Allah algún día publicaré la receta.

Las hojas de masa brick podéis encontarlas en la sección de masas para pizzas y hojaldres refrigerados de grandes superficies como Alcampo. Se venden en paquetes de 10 hojas brick por poco más de un euro.

Ingredientes para 4 pastilas individuales:

– 8 hojas de masa brick

– 2 muslos de pollo halal (600 gramos)

– 3 cebollas grandes picadas

–  40 gramos de perejil fresco picado

– 3 huevos

– Aceite de girasol

– 2 cucharas grandes de mantequilla

– Pimienta negra

– Azafrán molido

– 1 palo de canela

– Sal

– Jengibre molido

– 2 cucharas grandes de miel

– 200 gramos de almendras crudas

Para el relleno y la decoración:

– Canela molida

– Azúcar glas

– Goma arábiga molida

– Agua de azahar

– 1 vaso de mantequilla fundida

Preparación:

  • En una olla ponemos la cebolla picada y encima el pollo. Añadimos un buen chorro de aceite de girasol.
  • Añadimos la mantequilla, una cuchara pequeña y media de sal, una cuchara pequeña de jengibre, una cuchara pequeña de azafrán molido, una cuchara pequeña de pimienta y el palo de canela.
  • Añadimos el perejil picado y tres cuartas partes de un vaso de agua. Tapamos la olla y dejamos que se cocine a fuego lento. En mitad de la cocción, le damos la vuelta al pollo para que se haga por los lados.
  • Cuando el pollo esté hecho, lo sacamos de la olla y reservamos. Retiramos también el palo de canela. Con la cebolla y las especias que tenemos en la olla vamos a hacer una salsa. Para ello, añadimos las dos cucharas de miel y mezclamos bien. Después, rompemos los tres huevos sobre la cebolla caramelizada y dejamos que se cocinen a fuego muy lento, mezclando con una cuchara de madera para que los huevos se integren bien con la cebolla. Es muy importante que nos quede una mezcla seca, sin agua ni aceite, porque si no el líquido puede romper las hojas de masa brick. Os tiene que quedar como en la foto de arriba.
  • Una vez que hayamos hecho la salsa, nos toca desmigar el pollo. Lo cogemos con las manos y vamos desmigándolo en trocitos pequeños.
  • Cuando lo hayamos desmigado, lo ponemos en la olla con la salsa y mezclamos con una cuchara para que quede homogéneo, como en la foto. Reservamos.
  • Cogemos las almendras crudas y las freímos en una sartén con abundante aceite de girasol.
  • Cuando las hayamos frito, las ponemos en papel absorbente para quitarles el aceite.

  • Picamos las almendras con la ayuda de un mortero y les añadimos unas gotas de agua de azahar. Mezclamos con una cuchara y añadimos canela molida, azúcar glas y goma arábiga molida. Reservamos.
  • Ha llegado el momento de hacer nuestras pastilas. Para ello necesitaremos un cuenco de barro como el de la foto. Tenemos que fundir un vaso lleno de mantequilla. Cuando esté fundida, cogemos un pincel y pintamos el cuenco con la mantequilla fundida.
  • Cogemos la primera hoja de brick, la doblamos en cuatro y con unas tijeras cortamos 1 centímetro el borde superior.

  • Ponemos la hoja ya recortada sobre el cuenco.

  • Volvemos a pintar con mantequilla.
  • Cogemos una segunda hoja de masa brick y volvemos a cortarle el borde superior.
  • La ponemos encima de nuestra primera hoja brick para reforzar la pastila.
  • Centramos bien nuestras hojas de masa brick.

  • Con una cuchara cogemos la mezcla de pollo y ponemos una primera capa en nuestra pastila. Aplastamos bien.
  • Ponemos una segunda capa de nuestra mezcla de almendras picadas.

  • Espolvoreamos con un poco de azúcar glas.

  • Mojamos con unas gotas de mantequilla fundida.

  • Empezamos a cerrar la pastila. Primero doblamos uno de los bordes hacia dentro.

  • Hacemos lo mismo con el borde inferior.

  • Doblamos también los bordes laterales.

  • Y doblamos el borde superior hasta cerrarla entera.

  • Pintamos con un poco de mantequilla fundida.
  • Con cuidado, cogemos con una mano la pastila y con otra el cuenco, y le damos la vuelta sobre una placa apta para horno forrada con papel vegetal.
  • Le damos completamente la vuelta al cuenco.
  • La pastila debe quedar así.
  • La pintamos con un poco de mantequilla fundida y la metemos al horno hasta que se dore a 180 grados.
  • Cuando esté dorada la sacamos del horno. Para decorar, espolvoreamos por encima azúcar glas y canela. Si nos sobran almendras podemos molerlas y espolvoreadas por encima.
  • Servimos la pastila caliente. Espero que os guste, Insh’Allah.

Fuente: recetashalal.com

 1,053 total views,  1 views today

Article similaire