Sin embargo, las exportaciones se han comportado bien en los mercados asiáticos.

La producción de carne de vacuno en la Unión Europea se redujo en 2020 a 6,8 millones de toneladas de carne de vacuno, un 1,2% menos que en 2019. El sacrificio de ganado en general estuvo ligeramente por encima de los niveles del año anterior hasta abril, cuando la producción se vio afectada por la interrupción del COVID-19. Luego hubo una recuperación en junio, posiblemente cuando se reabrieron algunos servicios de alimentos, y la producción fluctuó alrededor de los niveles del año anterior durante el resto del año, según un informe de la Comisión Europea.

Los cambios interanuales en la producción afectaron de manera diferente a las naciones productoras más grandes. Alemania, Italia y España experimentaron descensos, siendo Italia el mayor descenso real, cayendo 48.000 toneladas (-6%). Por otro lado, Irlanda aumentó su producción de carne de vacuno en un 2% (14.000 toneladas), junto con Holanda. Francia registró un crecimiento del 0,2% en la carne de vacuno, mientras que Polonia siguió la tendencia a la baja (-0,2%).
A pesar de la disminución de la producción, las exportaciones se han comportado bien, especialmente en los mercados asiáticos, pero también en Canadá y Estados Unidos. El aumento de las exportaciones de carne fresca y congelada fue del 1,3%, lo que representa un volumen total de 461.000 toneladas enviadas el año pasado. Se enviaron 50.000 toneladas al mercado británico, un volumen sin cambios respecto a 2019.Las importaciones han caído un 21% por el impacto de la crisis del coronavirus, siendo Reino Unido y Brasil los mayores proveedores afectados por las restricciones impuestas en el mercado único de la UE .

 1,693 total views,  1 views today

Article similaire