El USDA estima que en 2020 Brasil incrementará su producción de carne de aves en un 3,2% pese a la COVID-19

El USDA ha dado a conocer su informe de previsiones sobre la evolución de la producción de carne de aves en Brasil a lo largo de este año 2020. Según se estima, pese a la COVID-19, se estima que el país sudamericano podría incrementar su producción hasta los 14,1 millones de t, lo que supondría un 3,2% más que en 2019.

El principal impulsor es la demanda constante de carne de pollo, principalmente de Asia, pero también de otros mercados brasileños tradicionales, debido a la combinación de brotes de peste porcina africana (PPA) e influenza aviar en Asia y otras partes del mundo. Brasil está bien posicionado para satisfacer la demanda mundial ya que está libre de estas enfermedades.

También se prevé que la demanda interna aumente debido al continuo crecimiento económico, aunque a un nivel inferior al previsto inicialmente. Se pronostica que los márgenes de ganancia aumentarán por segundo año consecutivo debido a los precios estables de los alimentos.

Es probable que el consumo interno crezca aún más en 2020 y llegue a 10.1 millones de toneladas, un 2,5% más que el año pasado. Esto supone que la economía brasileña aumentará en un promedio de 2% en 2020, y habrá un mayor poder adquisitivo de los consumidores y una tasa de desempleo más baja.

Además, se espera que los consumidores cambien de carne de vacuno a pollo y cerdo debido a los altos precios de estas otras carnes que también tendrán una gran venta fuera del país.

Respecto al comercio de la carne de pollo, se espera que crezca un 5% en 2020 llegando a los 4 millones de t, impulsada por la continua demanda de países como China, Hong Kong, Yemen, Singapur, Jordania, Libia o Afganistán. También se proyecta un pequeño repunte en las exportaciones de pollo a la Unión Europea en 2020.

Una combinación de PPA e influenza aviar está impulsando las exportaciones brasileñas en 2020, ya que Brasil actualmente está bien posicionado con un buen estado sanitario para satisfacer la demanda mundial. Además, la importante devaluación de la moneda brasileña está haciendo que el producto brasileño sea más competitivo en el mercado mundial.

Actualmente, existe una gran incertidumbre entre los comerciantes sobre el impacto de COVID-19 en los mercados mundiales de productos básicos, principalmente debido a la incertidumbre sobre la demanda de China. Sin embargo, a pesar de los problemas logísticos en los puertos y los problemas de transporte interno en China debido a COVID-19, las exportaciones de carne de pollo de Brasil durante los primeros dos meses de 2020 aumentaron en casi un 14 por ciento en volumen, con exportaciones récord solo para el mes de febrero .

Las fuentes comerciales son optimistas de que las exportaciones continuarán aumentando aún más en el segundo trimestre de este año, suponiendo que las incertidumbres que rodean al coronavirus sean moderadas.

Fuente: Euracarne

 255 total views,  1 views today

About the author

Related