Crédito foto: Manon Lévêque & Sirine Sassi

manono

Mohamed Hidalgo, responsable comercial de Chilehalal, llegó a León (México) fin de agosto del 2014. Iba a León para encontrarse con la comunidad musulmana local y analizar la manera que usaba para solucionar el problema del Halal, no muy común en el país. En pocas palabras, su objetivo era: hacer un estudio de mercado sobre el Halal y analizar las prácticas relacionadas con este tema.

El Eid: el primer encuentro

Al llegar a la celebración del Eid, había algunos musulmanes. Poco a poco, otros llegaron y como el Imam no pudo venir, Mohamed, responsable comercial de Chilehalal, dirigió la oración del Eid seguido de una jutba. Lo que siguió representó perfectamente la mezcla de culturas: comieron el tradicional borrego del Eid en tortillas y por supuesto con chile picante. Era su primera comida con carne Halal desde su llegada. Se informó y supo que un musulmán la había sacrificado. Eso era la primera información que tuvo para su estudio y pensó que sí, habían unos certificadores en la región.

Después de este primer encuentro, ni los musulmanes, ni Mohamed querían dejar de reunirse y se pusieron de acuerdo: programaron reuniones y pláticas semanales en un parque para fortalecer la comunidad y seguir con su trabajo de investigación.

Prácticas de la religión y modos de vida

Conociendo la vida de los musulmanes, un poquito más, cada vez, se dio cuenta de que realmente estaban motivados, leían mucho y profundamente tenían la preocupación de conocer más. En la ciudad de León usar hijab y tener barba no es un gran problema en la vida cotidiana.

Sin embargo, día tras día, Mohamed realizó que había un gran problema con el Halal. Algunos musulmanes mexicanos no lo consideran como algo importantísimo. Para unos musulmanes conversos, resulta difícil cambiar sus costumbres des antes en materia de comida. Las prioridades y dificultades son diferentes en cada país. Se nota que en León, es más fácil usar el hijab que comer halal por ejemplo. Eso es también generado por el problema principal: la dificultad de encontrar carne Halal.

La carne Halal, ¿dónde se encuentra?

Si Mohamed había comido carne Halal por el Eid, era algo excepcional en realidad. No era algo que se hacía frecuentemente y hablando con sus semejantes entendió algo: no comían carne halal porque no la encontraban y porque no se daban cuenta de su importancia. Además, no había realmente una organización en la comunidad para superar ese problema. Así, Mohamed tuvo la idea de organizar un pequeño criadero de animales para después sacrificarlos y tener carne Halal. Viendo que el problema era casi para todos, empezó a proponer este proyecto.

11150616_10206685013023604_8548219975383726456_n

Distribución de carne Halal

Siguiendo con su estudio, decidió reaccionar para ayudar a la comunidad. El tuvo una idea: aumentar el número de animales que tenían, sacrificarlos y distribuirlos a los musulmanes de León para que puedan comer Halal con calidad. Se corrió la voz: un comerciante de origen de egipto, una pareja de recién casados, unos vecinos y demás, empezaron a adquirir esta carne halal: pollos, borregos, patos, pavos, conejos etc. Eso permitió compartir muchas cenas en común. Eso fue una forma de sensibilizar y promover el tema del halal por parte de Mohamed.

El hecho de que el Halal sea una obligación para cada musulmán agregado a los argumentos de una carne más sana, rica y de calidad sedujo a los musulmanes como a los no musulmanes. Mohamed fue contactado por unos restaurantes de la ciudad. Querían proponer carne Halal en sus establecimientos por su calidad y sus beneficios. En pocas palabras, la buena reputación de la carne Halal se difundió muy rápidamente.

10390158_10205502798668984_1264856317514418765_n

Talleres de formación práctica

Una vez este proceso establecido, Mohamed se preguntó: cuando se irá de México, ¿cómo los musulmanes tendrán acceso a la carne Halal? No se podía darles unos meses y dejarlos regresar a sus costumbres de antes. Sintió la necesidad de capacitar musulmanes a la práctica del sacrificio para que ellos lo hagan cuando Mohamed ya no estuviera.

Con un veterinario y unos cocineros, organizó un taller de capacitación. La primera etapa era aprender a sacrificar el animal, después a cocinarlo. La tercera etapa era: curtir la piel ya que, León es la capital de la piel y que en el Islam, es algo noble. Estos talleres tuvieron éxito y permitieron que aún, la carne halal tenga presencia en la ciudad.

No obstante, Mohamed concluyó su estudio así: la demanda sigue siendo muy fuerte en el mercado del Halal, que sea en León, en el DF, en Chiapas y demás. En todas partes donde hay musulmanes en México, se necesita carne Halal pero no hay acceso. Además, los musulmanes como los no musulmanes quieren comer Halal porque es más sano. En efecto, en México, la obesidad, el sobre consumo del cerdo y la mala alimentación son muy peligrosos y quieren ser cambiados. Así Chilehalal está dispuesto a apoyar, promover y financiar, todos los proyectos que puedan obrar en ese sentido de mejoramiento de las costumbres con presencia de Halal en México.
Con este pequeño proyecto, podemos pensar que la comunidad está lista para cambiar sus costumbres en relación con el Halal.

Sirine S.
Periodista Chilehalal

 377 total views,  1 views today

Article similaire