Las exportaciones brasileñas del producto en USD alcanzaron un récord el año pasado, pero, según la comercializadora de animales, existe potencial para vender aún más

Vista como un manjar, la carne de pato viene aumentando su participación en las exportaciones brasileñas. El año pasado, por ejemplo, se embarcaron 3.600 toneladas, un récord en dólares estadounidenses (USD 13,1 millones). El producto, de alto potencial y crecimiento constante, llamó la atención de Garra International, empresa comercializadora de proteína animal que cerró en marzo un acuerdo para venderlo en Medio Oriente.

En un principio, Villa Germânia Alimentos, uno de los mayores productores de carne de pato de América Latina, será el único proveedor. La operación tendrá un inicio restringido -con el fin de probar y entender el mercado-, pero con planes de expansión de volumen en el mediano plazo. Dentro de tres meses, los primeros productos comenzarán a venderse en países como Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos y Qatar. 

Las primeras conversaciones sobre la sociedad entre Garra y Villa Germânia ocurrieron en Gulfood, la principal feria de alimentos y bebidas de Medio Oriente, que se realizó en febrero. El objetivo de la empresa es aumentar sus ingresos en la región en USD 50 millones (o 40%) en los próximos 12 meses.

“Los países del norte de África y Oriente Medio son actualmente el destino del 65% de nuestras exportaciones, entre pollo, ternera, cordero, ovino y, ahora, pato”, afirma Matias Hees, CCO de Garra. “Al fin y al cabo, estamos hablando de un mercado de 400 millones de personas, que ha aumentado su poder adquisitivo y, en consecuencia, su consumo de proteína animal. Naturalmente, esto también incluye productos más sofisticados, como la carne de pato”.

A nivel mundial, las exportaciones de carne de pato alcanzaron las 270.000 toneladas en 2020, con unos ingresos de 1.100 millones de dólares, según la firma de investigación de mercado IndexBox. Los mayores compradores fueron, respectivamente, Alemania, Hong Kong y Francia, mientras que los principales vendedores fueron Hungría, China y Polonia.

Sobre Garrá

Garra es una empresa comercial que combina experiencia y una red internacional de contactos para crear conexiones relevantes entre los dos extremos de la cadena de suministro de proteína animal, compradores y proveedores. Fundada hace 26 años, la empresa tiene operaciones en más de diez países y clientes en alrededor de 60 mercados. Garra ofrece soluciones completas, incluyendo condiciones financieras personalizadas, para maximizar los ingresos en cada operación.  

 17,125 total views,  2 views today

Article similaire