Francia tiene la intención de reducir el uso de nitritos en los alimentos después de que la agencia nacional de salud confirmara que aumentan el riesgo de cáncer, sin alcanzar la prohibición total temida por los productores de carne procesada que los usan en productos como el jamón y las salchichas, según Reuters.

La medida sigue a un proyecto de ley del parlamento francés en febrero que tiene como objetivo reducir gradualmente el uso de nitritos en las carnes curadas, y pide al gobierno que actúe en función del resultado de una revisión y recomendaciones de la agencia de salud Anses.

La revisión de Anses confirmó un informe de la Organización Mundial de la Salud en 2018 que relaciona los nitratos y nitritos ingeridos a través de la carne procesada con el cáncer colorrectal.

También se sospecha que las dos sustancias están vinculadas a otros cánceres como el de ovario, riñón, páncreas y mama, dijo la Anses, refiriéndose también a otros hallazgos científicos, ya que aconsejó reducir al mínimo los nitratos y nitritos.

El gobierno dijo que la prohibición no estaba justificada después de que Anses dijera que, según los hábitos de consumo de los franceses, el 99% de la población no excedía las dosis diarias permitidas para todas las exposiciones a nitritos o nitratos.

Sin embargo, presentará un plan al parlamento en otoño destinado a recortarlos o eliminarlos cuando sea posible, dijo.

El consumo de carne procesada debe limitarse a un promedio de 150 gramos (5,3 oz) por semana, dijo Anses, o aproximadamente la mitad de los 280 gramos que consumen los adultos franceses.

El grupo francés de productores de carne procesada FICT enfatizó que la industria ya había reducido significativamente el uso de nitrito y se hizo eco de la advertencia de Anses sobre los efectos secundarios de reducir el uso de nitrito sin alternativas.

« Francia, junto con Dinamarca, es hoy el país del mundo que menos » utiliza nitritos, asegura Bernard Vallat, presidente de la Federación Francesa de Charcutiers Traiteurs Industriales (Fict).

Un menor uso de nitritos reduce la caducidad del jamón y aumenta el riesgo de salmonella en los embutidos curados.

 8,934 total views,  1 views today

Article similaire