La inflación ha aumentado los precios mucho más allá del poder adquisitivo de los consumidores.

Los precios de los alimentos básicos subieron más del 60% en Irán en octubre en comparación con el mismo período del año pasado, mostrando un ritmo implacable en la inflación. Durante los primeros 10 meses del año, el consumo de carne se ha reducido en un 40%, según fuentes citadas por el diario Iran International. El precio de la carne de pollo aumentó un 42%, alcanzando los $ 1,30 el kilogramo. 

Este es un buen precio en comparación con otros países, pero debe tenerse en cuenta la caída de los ingresos de los iraníes. Un trabajador de cuello azul gana alrededor de $ 100 al mes y un empleado de oficina $ 150. Si el trabajador tiene que alimentar a una familia de tres, comprar aves de corral se vuelve difícil y comprar carne roja a $ 4-5 se convierte en un lujo. Los informes dicen que el consumo de carne ha caído alrededor de un 40% este año ya que el precio subió un promedio del 60%.

 28,167 total views,  2 views today

Article similaire