El Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) informó que durante el ciclo 2019-2020 México exportó un millón 71 mil 185 fueron becerros en pie y 321 mil 678 vaquillas

El sector ganadero en México registró un crecimiento del seis por ciento, respecto al año anterior, a pesar de la pandemia que se vive por el Covid-19, así lo informó la Secretaria de Agricultura y Desarrollo Rural.

De acuerdo con cifras de la dependencia federal, se vendieron un total de 392 mil 963 cabezas de ganado a Estados Unidos durante el ciclo de exportación 2019-2020.

Al respecto, Aristóteles Vaca Pérez, especialista en agroindustria, destacó que los animales exportados están libres de tuberculosis bovina por lo que cubren con las medidas sanitarias para ser enviadas hacia el país vecino.

“Este crecimiento y control de calidad, no sería posible sin el trabajo que diariamente hacen los productores pecuarios para controlar la tuberculosis bovina que, hasta ahora, tiene una prevalencia menor al 0.5 por ciento”.

resaltó Vaca Pérez.

Recordó que hace 27 añosen 1993, se creó el Comité Binacional México-Estados Unidos para la erradicación de dicha enfermedad y que en nuestro país, hay 17 estados que cumplen con el estatus sanitario de control de la tuberculosis bovina:

  1. Baja California
  2. Campeche
  3. Chiapas
  4. Chihuahua
  5. Coahuila
  6. Colima
  7. Durango
  8. Guanajuato
  9. Jalisco
  10. Nayarit
  11. Nuevo León
  12. San Luis Potosí
  13. Sonora
  14. Tamaulipas
  15. Veracruz
  16. Yucatán
  17. Zacatecas

¿Qué es la tuberculosis bovina?

De acuerdo con un artículo publicado por la dependencia federal, la tuberculosis bovina (TB) es una enfermedad infecto-contagiosa de curso crónico y progresivo que afecta al ganado bovino, es provocada por una bacteria llamada Mycobacterium bovis (M. bovis), guarda estrecha relación con las bacterias causantes de la tuberculosis humana y aviar.

Puede afectar a prácticamente todos los mamíferos incluidos el humano (enfermedad zoonotica) en los que provoca un deterioro del estado general de salud, muy a menudo tos y, a la larga, la muerte.

La transmisión de la enfermedad se origina por el contacto con animales a través de la vía respiratoria, por la inhalación que un animal enfermo ha expulsado al toser o al respirar y hay que destacar que solo un ejemplar puede transmitir la enfermedad a muchos otros antes de manifestar los primeros signos clínicos, los cuales en su mayoría son:

  • Debilidad progresiva.
  • Pérdida de apetito.
  • Pérdida de peso.
  • Fiebre fluctuante.
  • Tos seca intermitente y dolorosa.
  • Aceleración de la respiración (taquipneas), dificultad de respirar (disnea).
  • Sonidos anormales en la auscultación y percusión.
  • Diarrea.

Fuente: Agromeat

 1,441 total views,  1 views today

Article similaire